Blogia
SIMAP-CLM

CONGELACIÓN SALARIAL Y DE PLANTILLAS PARA LOS SANITARIOS: ¿QUÉ HE HECHO YO PARA MERECER ESTO?

Recientemente, se ha reunido el pleno del Consejo Interterritorial de Sanidad, con el objeto de buscar un pacto para la “sostenibilidad” del Sistema Nacional de Salud. Los medios de comunicación se han centrado en el recorte del gasto farmacéutico, a través del uso de genéricos, fundamentalmente. Los profesionales sabemos, que si nuestros inefables políticos , no hubieran maleducado a la ciudadanía, instalándola en un narcisismo autocomplaciente, la factura farmaceútica sería menor.

Lo más inquietante de este cónclave, en lo que se refiere a nosotros, es que la política de recursos humanos está en el punto de mira. No hemos de olvidar que el gasto en personal supone un 45 % del gasto sanitario total. Se ha hablado de establecer criterios para las retribuciones que permitan incrementar la productividad y calidad. Algunos consejeros autonómicos apuntaron a dar homogeneidad a los salarios, aspecto este que una consejera declaró ilegal, al estar transferidas las competencias sobre retribuciones. En cualquier caso , será en grupos de trabajo donde se pretende alcanzar acuerdos.

 Lo que nunca contará con nuestra aprobación y consideramos inaceptable, es la congelación salarial y de plantillas que se pretende a través de la revisión de las Ofertas de Empleo Público y contrataciones. Conocemos la magnitud de la crisis económica en la que estamos inmersos, pero no vamos a ser palmeros de la Administración, ni  colaboradores, por dos razones fundamentales que analizaremos a continuación: la falta de legitimidad moral de quienes las proponen y las repercusiones que tendrían dichas medidas sobre un sector tan sensible como la sanidad.

La gestión de los recursos económicos por parte de las Administraciones Públicas, no puede ser arbitraria o caprichosa, ha de someterse  a los principios de economía, eficacia y eficiencia, aspecto este recogido en nuestro ordenamiento jurídico (Ley Orgánica del Tribunal de Cuentas, Ley 5/1993 de 27 de diciembre de  CLM-art 11.a y 21.b-, Reglamento Organización y Funcionamiento de la  Sindicatura de Cuentas de Castilla la Mancha de 5-agosto-1994, art 30).

Por economía se entiende la consecución de los objetivos al mínimo coste.

Eficacia significa el grado de cumplimiento de objetivos.

Eficiencia es la relación entre los servicios prestados y los recursos utilizados.

Pues bien,  un gobierno nacional que ha negado una crisis económica, despilfarrador, que nos ha endeudado por generaciones, en el punto de mira de los organismos económicos internacionales, se pone de acuerdo con los  presidentes/consejeros autonómicos para dar impresión de austeridad a costa de los funcionarios.¿ Se han guiado por los principios antes señalados, nuestros gobernantes autonómicos, en la construcción de hospitales y Centros de Especialidades Diagnóstico y Tratamiento, el aeropuerto fantasma de Ciudad Real, la proliferación de cargos públicos-delegados, subdelegados,asesores…- o en la vigilancia de instituciones como la CCM  o de iniciativas privadas como las ciudades fantasma de Seseña y Valdeluz?  

Evidentemente disponen de la potestad de congelar nuestras retribuciones, pero sólo entenderemos y aceptaremos dicha medida cuando ellos personalmente se aprieten el cinturón, ajustándose a dichos principios, acabando con el despilfarro y los gastos suntuarios, actitudes que no parecen cambiar.

La congelación salarial  no va a redundar en la motivación de los profesionales, sólo en el aumento de su indignación. Dada la escasez de médicos en nuestra comunidad, la disminución de incentivos económicos , hará poco probable que las plantillas se cubran, y contribuirá a que algunos profesionales vuelvan a sus comunidades de origen o abandonen lugares poco atractivos y habitualmente con problemas para cubrirse.

El recorte de las plantillas y la restricción de las contrataciones, contribuirá a  un mayor stress  de los  sanitarios, mayor presión asistencial(situación favorecedora de las agresiones) y previsiblemente más bajas laborales. Del mismo modo que la disminución de policías acarreará  una mayor inseguridad ciudadana, la disminución de los recursos sanitarios disminuirá la calidad  de la asistencia y previsiblemente generará una mayor morbimortalidad. Curiosamente, en nuestro entorno, no se observa ninguna intención de contener el número de contrataciones, en lo que se refiere a los cargos de gestión y libre designación, grupo privilegiado, con el que no parecen ir estas medidas.

Pretender que la reducción de las plantillas no repercutirá en la asistencia, con una gestión más eficaz de los recursos es una más de las falacias, que a base de repetirlas, se pretenden convertir en verdades inobjetables. Llevamos tantos años padeciendo a manadas de  gestores extremadamente competentes, que si hubieran hecho bien su trabajo , hubieran conducido  al sistema sanitario al límite de rendimiento y a la excelencia, como todo el mundo entenderá. Por tanto , cuando mantienen que se puede mejorar el rendimiento están reconociendo la  inutilidad  de su labor durante estos años, con lo cual su opinión no es digna de consideración. Las vacas producen un máximo de leche, que no puede ser superado pese a que se lo digan decenas de gestores.

En consecuencia, entendemos, que de poco sirve nuestro sacrificio, si la clase dirigente no cambia sus pautas de conducta. Penalizar a inocentes por los pecados de  otros, aparte de ser ineficaz, constituye una inmoralidad, máxime cuando los pecadores no han dado muestras de hacer propósito de enmienda.

 

Junta Directiva del Sindicato de Médicos de Asistencia Pública de Castilla la Mancha(SIMAP-CLM)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres